Conclusiones del IX CIFE

El pasado 13 de septiembre concluyó el IX Congreso Internacional de Filosofía de la Educación, celebrado en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla. Agradecemos a todos los participantes su colaboración en el desarrollo del Congreso y esperamos reunirnos de nuevo en la futura edición. A continuación compartimos algunas imágenes del CIFE, así como sus conclusiones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • El Congreso Internacional de Filosofía de la Educación celebró su novena edición durante los días 11, 12 y 13 de septiembre de 2019, en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla. Este Congreso mantiene un alto interés en la comunidad académica en esta área de conocimiento, tanto a nivel nacional como internacional, atrayendo a investigadores de 13 nacionalidades distintas, especialmente del entorno hispanoparlante, debido al idioma de celebración del propio Congreso. En torno al 25% de los participantes procedían de otros países, entre los que se encuentran, México, Italia, Brasil, Portugal, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Dinamarca, Francia y Reino Unido. Cabe destacar que no sólo mantiene un núcleo permanente de académicos que participan en las diferentes ediciones, sino que progresivamente se han ido incorporando nuevos investigadores, algunos de ellos implicados en la práctica educativa en niveles medios y bachillerato, que encuentran en el CIFE un foro atractivo para la presentación de sus trabajos sobre filosofía de la educación. Esto resulta especialmente relevante en el contexto actual donde cada vez se prima más la investigación empírica y cuantificable, en detrimento de la argumentación teórica y filosófica como enfoques de descubrimiento y transformación de la realidad educativa.

 

  • En relación con el punto anterior, es relevante la aceptación mostrada por autores de referencia internacional en el ámbito para participar como conferenciantes principales en el Congreso. En esta ocasión, se contó con la presencia del catedrático Kristjan Kristjànsson, del Jubilee Centre for Character and Virtues de la Universidad de Birmingham y editor de la Journal of Moral Education; Juan Martín López Calva, decano de artes y humanidades de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (México); y la catedrática Concepción Naval, decana de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra. Esta tendencia continúa con la mostrada en ediciones anteriores en las que se contó con la presencia de autores de relevancia como Alfonso López Quintás, José Antonio Ibáñez-Martín, Giuseppe Mari, Michael Slote, Michele Corsi, Randall Curren, Christopher Day, José Manuel Touriñán, José Luis Soberanes, Joao Boavida, entre otros.
  • Se presentaron cerca de 150 comunicaciones orales, 8 simposios temáticos, 19 ponencias y 3 conferencias principales, con más de 200 participantes. Junto a la mayoritaria modalidad presencial, se exponen desde hace algunas ediciones comunicaciones y simposios en la modalidad on-line, mostrando un crecimiento progresivo que permite la presentación de trabajos en tiempo real de investigadores que no pueden desplazarse a las sedes del Congreso. Así mismo, la grabación de las sesiones plenarias permite su retransmisión y visualización posterior por los congresistas.
  • Otro aspecto significativo hace referencia al sostenimiento económico del Congreso, pues si bien se reciben algunas ayudas puntuales para la financiación de los gastos, la gran mayoría del presupuesto se obtiene de las inscripciones de los congresistas, dotando así al CIFE de una gran autonomía e independencia, que posibilitan su continuidad en el tiempo. Asimismo, cabe destacar la gratuidad en la inscripción para estudiantes que hayan obtenido el Premio Extraordinario de Grado o Doctorado en los años previos al Congreso, como una estrategia para promover la excelencia en el rendimiento académico.
  • El IX CIFE tenía como tema fundamental “Perspectivas actuales de la condición humana y la acción educativa” que se articulaba, a su vez, en las siguientes 8 líneas temáticas, en torno a las cuales se presentaron las diferentes contribuciones:
  1. Reflexión sobre el sentido de la vida.
  2. Reflexión sobre el cultivo de las características básicas del ser humano.
  3. Reflexión sobre la condición social del ser humano.
  4. Reflexión sobre el trabajo como realización y manifestación de unidad.
  5. Reflexión sobre la condición sexuada del ser humano.
  6. Reflexión sobre la condición temporal del ser humano.
  7. Reorganización de las instituciones en la formación del sujeto: relaciones familiares, escuela, sociedad.
  8. Futuros alternativos: sostenibilidad y formación de la agencia personal.
  • Entre las cuestiones más debatidas en el Congreso, cabe señalar los diferentes enfoques de la educación del carácter. Tanto en las conferencias principales, como en diversas ponencias, simposios y comunicaciones, se observa una especial atención prestada a este tema, con diferentes enfoques que sitúan a la educación del carácter en el centro de la investigación filosófico-educativa actual. Elementos como el florecimiento humano, la dimensión emocional y trascendental del ser humano, la formación del profesorado o el sentido y el papel de las narraciones, fueron ampliamente discutidos en el Congreso.
  • Son también destacables los estudios presentados sobre el humanismo en la educación, aportando una visión renovada de la educación de la libertad, la educación emprendedora, la vida universitaria, el aprendizaje integrado o la formación ético-política. Junto a ello, destacaron las propuestas que tenían en su núcleo la cultura y algunos de los enfoques pedagógicos más relevantes en la actualidad, como la educación para la sostenibilidad, el pragmatismo, el relativismo, la educación sexual y la educación en el contexto tecnológico contemporáneo.
  • De forma similar a ediciones anteriores, la Revista Española de Pedagogía, entidad colaboradora del CIFE, convocó un Premio a la mejor comunicación presentada en el Congreso por investigadores emergentes. En este caso, el Premio llevaba por tercera vez el nombre del pedagogo y catedrático Ricardo Marín Ibáñez, quien fuera el primer presidente del Congreso Internacional de Filosofía de la Educación. El Premio fue otorgado a Dña. Arantxa Azqueta Díaz de Alda por el trabajo titulado “Por una pedagogía del encuentro”.
  • Tras el Congreso, se realizó una evaluación anónima y on-line por parte de los participantes que muestra la satisfacción con diversos aspectos del CIFE. Así pues, el 92,9% valora como Muy buena o Buena la organización del Congreso; el 84,2% estima como Muy alto o Alto el interés general de los contenidos; el 95,6% considera Muy adecuadas o Adecuadas las instalaciones en las que se ha celebrado el encuentro; el 88,4% entiende que la calidad de las Conferencias principales ha sido Muy alta o Alta; el 84,1% valora las Ponencias con una calidad Muy alta o Alta; el 74,3% considera que las Comunicaciones han tenido una calidad Muy alta o Alta; mientras que el 92,6% afirma que el Congreso ha cubierto sus expectativas y el 95,7% recomendaría el CIFE a otras personas.
  • En los próximos meses, como suele ser habitual, se realizarán diversas publicaciones con los trabajos presentados en el Congreso en una editorial de prestigio. Estas publicaciones posibilitarán la difusión de las investigaciones y la apertura de nuevas líneas de trabajo en filosofía de la educación.
  • Estas reflexiones y resultados motivan a la comunidad académica en el ámbito de la filosofía de la educación, a continuar trabajando en esta línea ya consolidada de encuentros internacionales periódicos, que reúnan a investigadores de diferentes países y experiencia en el ámbito. De esta forma, se contribuirá no sólo a la continuidad de la disciplina que nos congrega, sino también a la mejora de la práctica educativa, lo que constituye el fin último de todo pensamiento pedagógico.

 


 

Desde 1988, se viene convocando ininterrumpidamente el Congreso Internacional de Filosofía de la Educación, con el objetivo de reunir a los miembros de la comunidad académica, profesores y estudiantes, y a reconocidos especialistas en este campo procedentes de diferentes países, para debatir en torno a temas educativos de plena actualidad, desde una perspectiva filosófica.

El IX Congreso Internacional de Filosofía de la Educación, se celebrará en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla del 11 al 13 de septiembre de 2019, sobre el tema “Perspectivas actuales de la condición humana y la acción educativa”.

El título pretende recoger un sentir generalizado acerca de la educación. Para muchos, la civilización europea, basada durante siglos en una Weltangschauung que, de modo más o menos explícito, justificaba unos modos de vida y unos criterios para la educación de las nuevas generaciones, ha entrado decididamente en crisis. Quizá la situación no sea tan dramática como era la descripción de las características de la juventud, falsamente atribuida a Sócrates. Pero negar el profundo vacío en el que se mueven tantas personas actualmente, sería una irresponsabilidad, que puede tener funestas consecuencias.

Naturalmente, la responsabilidad de encontrar soluciones a los retos a los que se enfrenta la sociedad actual, no puede reposar exclusivamente en los educadores, pero parece urgente que quienes nos dedicamos a la Filosofía de la Educación, reflexionemos sobre esos grandes retos con deseos de colaborar para ayudar a interrogarse y sugerir respuestas a problemas cuya solución se mueve en aguas turbulentas, que difícilmente pueden proporcionar certezas incontrovertibles.

De acuerdo con este horizonte, este Congreso desea abrir un espacio de discusión sobre cómo puede responder la educación a las grandes cuestiones que diseñan los elementos centrales de una existencia humana que busca la plenitud. Ahondar en las diversas perspectivas actuales de la condición humana y las consecuencias que se derivan para la acción educativa.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, la celebración del Congreso, en 2019, coincide con el 500 aniversario del inicio de la primera vuelta al mundo, el 10 de agosto de 1519, en el Muelle de las Mulas de Sevilla. Por primera vez, los seres humanos fueron capaces de abrazar el mundo en todo su contorno y percibirlo en su extensión como una unidad. El cronista de aquel viaje, el noble veneciano Antonio Pigafetta (2002) plasma un mundo variado y maravilloso, pero también amenazante y hostil.

En expresión de Mayor Zaragoza, el momento que se inaugura a orillas del Guadalquivir, puede considerarse la emergencia de la conciencia de los desafíos de un mundo global (Mayor Zaragoza, 2017). Entre esos desafíos, adquiere en nuestra época una importancia especial el de lo que se ha denominado el desencantamiento moderno del mundo, frente a la imagen de un cosmos ordenado (Taylor, 2011). Y es que el avance del conocimiento, la ciencia y los cambios tecnológicos, no ha hecho que el mundo controlado en el que vivimos hoy se perciba más seguro y acogedor que el de hace 500 años. Algunos acontecimientos actuales, como la degradación del ecosistema, el fenómeno de la radicalización, la violencia de todo género, o el extremismo político, ahondan en esa sensación de amenaza, no ya por fuerzas extrañas, sino por la voluntad de los seres humanos.

Sin embargo, una vez más, se confía en la educación como posible vía para lograr un mundo mejor. En marzo de 2015 los ministros europeos de educación aprobaron la Declaración de París sobre la promoción de la ciudadanía y de los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación a través de la educación, en la que se proponen una serie de medidas, como la de “estimular el pensamiento crítico y la alfabetización audiovisual, en particular con relación al uso de Internet y las redes sociales, para una mayor resistencia frente a la discriminación y el adoctrinamiento” (Informal Meeting of European Union Education Ministers, 2015). Esta propuesta asume que la radicalización no es la causa, sino el efecto de cosmovisiones y valoraciones individuales y colectivas acerca de la convivencia social. Dichos procesos de valoración se suponen particularmente expuestos a errores cognitivos, actitudes inadecuadas y dimensiones afectivas perniciosas que convergen en la tradicional construcción social de un enemigo.

El núcleo del congreso estará dedicado a analizar las posibilidades de la educación para prevenir tales actitudes y capacitar a los educandos para generar un mundo más humanizado, que se viva como un hogar común. Se ha elegido, no obstante, un título formulado en términos positivos y suficientemente genéricos, para dar entrada también a otras posibilidades.

Referencias

Pigafetta, A. (2002). Primer viaje alrededor del mundo. Madrid: Dastin.

Mayor Zaragoza, F. (2017). Desafíos de un mundo global. 500 años de la primera visión global de la tierra. Cursos de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía. Sevilla, septiembre de 2017.

Taylor, C. (2011). Disenchantment-Reenchantment. En Dilemmas and Connections. Cambridge. The Belknap Press, pp. 287-302.

Informal Meeting of European Union Education Ministers (2015). Declaration on promoting citizenship and the common values of freedom tolerance and non-discrimination through education. Paris, Tuesday 17 March 2015.

Bauman, Z. (2007). Los retos de la educación en la modernidad líquida. Barcelona: Gedisa.

 

Nueva imagen de mapa de bits